Sign in / Join

Basta de vueltas: pavimentan un retorno en la Autopista

La obra del cruce, que embellecerá un viejo puente del ferrocarril, unirá las colectoras norte y sur.

Un tramo de la Autopista de las Serranías Puntanas, ubicado al ingreso de la ciudad, comienza a mostrar su nueva cara. Desde hace algunos días las máquinas de la empresa «S2» arrancaron con los trabajos previos a lo que será la pavimentación de 2 mil metros de calle que pasan por debajo del ex puente ferrocarril, donde se unen las colectoras norte y sur. El pavimento estará listo en unos 180 días y el monto de la inversión es de $14.500.000.

El retorno, que está ubicado entre los kilómetros 699 y 700, es utilizado constantemente por el tránsito pesado que ingresa y sale al parque industrial mercedino. La obra pretende que tanto los camioneros como los transeúntes que pasan por allí para llegar a los barrios Ciudad Jardín y Kilómetro 4 puedan transitar con más seguridad.

El director del Ente de Control de Rutas de la provincia, Nicolás Anzulovich, señaló que el retorno no cuenta con una calzada natural «por lo que los transportistas tienen que detenerse casi sobre la autopista para poder ingresar al ramal que los lleva a la zona fabril, lo mismo pasa con los que ingresan a la Serranías Puntanas, deben frenar bruscamente y eso puede producir un accidente. Esto implica un riesgo que con la pavimentación y que con las calzadas de aceleración y deceleración marcadas, dejará de existir».

Otro de los beneficios que impulsará la obra -según dijo el responsable del entre provincial- es que los conductores y los vecinos que residen cerca del ex puente y que utilizan esa vía para caminar hasta negocios, centros educativos o comisarías cercanas, estarán más seguros, ya que después del pavimento llegará el alumbrado.

Anzulovich añadió que el sector siempre fue blanco fácil para formación de basurales. «La gente aprovechaba que estaba el lugar semiabandonado y llevaba bolsones con basura, escombros y hasta electrodomésticos. Cuando comenzamos con las primeras tareas el año pasado, tuvimos que limpiar varias veces. Hace poco cuando las máquinas vinieron a marcar el terreno, también sacaron una decena de bateas con desperdicios, materiales, entre otras cosas», señaló.

A su vez indicó que otro de los inconvenientes que padecían los residentes, era que tras cada lluvia, las calles eran intransitables. «Se juntaba mucho barro y agua, por lo que los que utilizaban el retorno para entrar y/o salir,  tenían que hacer más vueltas», comentó Anzulovich.

El director indicó que durante las próximas semanas las máquinas se mantendrán enfocadas en dejar el suelo en buenas condiciones.

«Por ahora vamos bien con la curva de avance, hay que levantar un poco la calzada para pasar a  una nueva instancia. Calculamos que dentro de un mes y medio ya comenzaríamos con el grueso de las actividades», aseguró.

También mencionó que paralelamente al pavimento, construirán obras hidráulicas para asegurar el drenaje y también colocarán cartelería.